911 de chocolate

No se trata de un coche de ocasión. Un concesionario de Porsche de Holanda decidió atraer clientes con una acción de marketing fuera de lo normal, y ni cortos ni perezosos encargarón a un maestro chocolatero el proyecto: recubrir de chocolate un 911 Carrera S, para ello utilizaron la nada desdeñable cifra de 175 kilogramos de chocolate con leche.

Bueno llamaremos a la EMT a ver si hace lo mismo con los autobuses interurbanos, no iremos más comodos, ni más rápidos pero por lo menos disfrutaremos más del viaje.

Aquí tenéis las fotos del evento:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *