Oporto y Chocolate, o como tener un rincón del cielo en la tierra

imagen-61-300x215 El pasado jueves 17 de octubre con motivo de la presentación del X Salón del Chocolate en Moda Shopping, se ofreció una cata/maridaje de la marca de Oporto Ramos Pinto y los chocolates Valrhona.
De la mano de Ana (representante de la casa Ramos Pinto), pudimos aprender un poco más de este mundo maravilloso que es el Oporto.
Empezamos con un vino blanco, El Lágrima, dulce donde los haya (140gr. de azúcar por libro) que tuvo como aliado un chocolate de Madagascar Manjari. El paladar elegante y glicérido del Oporto, encontraba su armonía con el punto ácido del chocolate y sus frutos rojos.
Pasamos a la gama de los Ruby, primogénitos de todos los Oportos tintos antes de seguir sus respectivas elaboraciones.
Porto Adriano fue nuestro segundo aliado, un blend de 6 años de edad en que los matices Tawny empiezan a manifestarse. Presenta una gran densidad con fruta fresca, y la aparición de frutos secos con aromas etéreos. Éstos combinan a la perfección con el Caraibe 66% cacao de las Antillas de Valrhona. Un chocolate fresco, salino, con un punto de amargor y frutos secos. (Las primeras exclamaciones se hacían notar entre los 12 afortunados comensales que nos reunimos en el Bogavante de Almirante para esta ocasión).

imagen-5
Y, como no podía ser de otra forma, la cata va en aumento de intensidades y matices. Cara a cara un Oporto LBV del año 2008 con Guanaja (la perla de la corona de Valrhona). Este Oporto es llevado al lagar donde es pisado por el sistema tradicional, la fermentación dura 4 días aproximadamente y después se almacena en tanques de 15.000 litros.
Muy opaco de color , rojo intenso con reflejos profundos. En nariz es potente, lleno de fruta y aroma ciruela madura con un toque de chocolate que enlaza a la perfección con el Guanajá. Es la simbiosis perfecta del chocolate sólido y líquido. Literalmente Homérico, una armonía para descubrir nuevas tierras y regresar de Itaca como un auténtico Connoisseur.

Para finalizar, todo un clásico de 10 años con un chocolate ultra tánico Avinao (forastero africano 100 cien por cien). Y ese recuerdo nos quedará de aquí a la eternidad, la sutileza y el mimo de un vino hecho arte. En boca todavía se aprecia fruta fresca, envuelta por el envejecimiento e madera. Estructura y equilibrio entre el frutado y el alcohol. Que vislumbra todo lo que un auténtico Oporto puede ser capaz de hacerte sentir.
Un colofón maravilloso para estos 10 años de catas de chocolate y bebidas emblemáticas que el Salón del Chocolate de Madrid en el Centro Comercial Moda Shopping nos ha permitido ofrecer a los aficionados al chocolate.

Nuestro especial agradecimiento al Bogavante de Almirante, Primeras Marcas y Chocolates Valrhona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *